Diseño circular inspirado en la naturaleza

El diseño circular y el ecodiseño han llegado para quedarse. Imaginemos que enterramos nuestro lápiz, una vez usado, y que nace una planta. Pues bien, no hace falta tirar de imaginación porque es una realidad inspirada en la naturaleza cuya filosofía circular, produce-consume-reintegra, frente a la actual lineal, que produce-consume-tira. Éste, en concreto, lo ha creado la empresa Lápiz Vida.

En la actualidad iniciativas globalmente conocidas como el Cradel to Cradel (de la cuna a la cuna) del químico Michael Braungart y del arquitecto William McDonough, difunden estas enseñanzas circulares. Su libro Cradel to Cradel, rediseñando la forma en la que hacemos las cosas es una lectura clave para entender cómo diseñar los productos y servicios existentes con los mínimos impactos ambientales y sociales posibles, teniendo en cuenta su ciclo de vida completo y sus posteriores reutilizaciones.

El ecodiseño, incorpora criterios sociales y medioambientales a la creación de cualquier producto o servicio ya que en la fase del boceto se generan entorno al 80% de los impactos posteriores. Por eso es tan importante reflexionar bien antes de fabricar y lanzar algo al mercado.

Como iremos viendo en próximos posts, ni son los primeros, ni los últimos que practican una bien entendida circularidad, en definitiva este modelo es el que ha permitido a la naturaleza diseñar de forma sabia, bella, útil, sana y sin generar residuos.

Deja un comentario